© 2017 Es Brolls 

FORMENETRA

El último paraíso del Mediterráneo 

El turismo activo en Formentera ofrece la posibilidad de practicar infinidad de deportes y actividades en el mar.

Con sus 20 Km escasos de punta a punta, Formentera es la más pequeña de las cuatro hermanas baleares y también la menos conocida. Paraíso hippie en los años 60 y 70, cuando la carencia de luz eléctrica y la escasez de agua dulce no eran más que el justo precio que estaban dispuestos a pagar a cambio de la paz y la belleza que esta isla les entregaba a raudales.

 

En la actualidad, Formentera cuenta con una infraestructura hotelera moderna, acorde a nuestros tiempos, que no sobrepasa sus posibilidades y no ha caído en la tentación de la construcción salvaje e indiscriminada dirigida al turismo de masas.

 

No hace falta más que poner un pie en el pequeño puerto de La Savina para comprender por qué Formentera representa un lugar diferente y cautivador que congrega, de una forma casi sacrosanta, verano tras verano, a sus adeptos e incondicionales que huyen del bullicio y la masificación de otros destinos turísticos costeros y que intentan mantenerla como uno de los últimos paraísos del Mediterráneo
 

 

​Puedes rodar con tu bici por toda Formentera sin tener que pisar ni una sola carretera. Los mejores sitios están conectados por senderos y pistas ciclables. La paz, lo fácil y lo creativo están por todas partes.